sábado, 27 de mayo de 2017

Yellow Submarine...#552


-Pues si tienes suerte con eso, claro que voy
-Excelente- justo en ese momento en que hacíamos planes, alguien llamó a la puerta y fui a atender y para mi maravillosa sorpresa, encontré a Syd del otro lado.
-María…- dijo sonriente y sentí aquellos típicos nervios al verlo…

-Hola Syd, ¿cómo estás?
-Bien… ¿me invitas a pasar?-decía divertido
-Oh… claro, lo siento… pasa- él entró y yo me sentí estúpida por no controlar mis nervios.
-Hola… amm- dijo al ver a Delilah y ella parecía asombrada
-Ah, es Delilah, amiga mía… Delilah él es…
-Syd Barrett… sé quién eres y me da mucho gusto conocerte- decía sonriente mientras caminaba hasta él
-Pues muchas gracias, lo mismo digo
-Soy fan de tu banda, me encanta cómo tocan
-Es bueno conocer gente que admire nuestro trabajo
-Hay muchos por ahí- dije sonriendo
-Por cierto… ¿estás muy ocupada?- me preguntó
-¿Por qué?
-Necesitamos hacer una sesión fotográfica cuanto antes y tú fuiste la primera en venir a mi mente
-¿En este momento?
-Sí
-De acuerdo
-Perfecto
-Delilah, ¿podrías ayudarme?
-¡Claro!- sabía que ella no desperdiciaría ninguna oportunidad para ver a los Floyd en persona, ¿quién lo haría?
-Bien, tengo dos cámaras en el estudio, puedes tomar una, ¿necesitan luces?
-No, será con luz natural porque estaremos en lugares al aire libre
-Muy bien
-Puedo ir por las cámaras si quieres- dijo Delilah, asentí y subió corriendo, iba directo a tomar las llaves de mi auto pero sentí a Syd tomarme de la mano.
-A veces siento que pasa una eternidad hasta que puedo volver a verte-dijo Syd
-No han sido tantos días, exageras- ambos sonreímos
-Me gustaría verte más seguido y platicar por más tiempo, me gustaría incluso que fuera nuestra fotógrafa
-Syd eso implicaría estar involucrada por nueva cuenta con una banda e incluso estar en Abbey Road de nuevo, no estoy segura si quiero eso
-María... no siempre podrás evadir situaciones y lugares sólo por lo que te evocan... además es injusto que no nos des una oportunidad- dijo sonriendo

-Lo pensaré- Delilah regresó con ambas cámaras, salimos y subimos al auto de Syd. Llegamos hasta el Greenwich Park, condujo casi hasta los lugares más escondidos y entre árboles grandes divisamos otros autos y más personas...

Hola de nuevo: les cuento que hoy tuve tiempo de actualizar capítulos en ambos blogs, tuve que escribir el final de éste porque no lo tenía jajaja pero me llegaron ciertas ideas que intentaré escribir. Aún sigo en la parte complicada de mi situación académica pero ya estamos a escasas semanas de terminar con el calvario así que pediré que sus buenas vibras se hagan escuchar jaja. No se asusten seguiré publicando, no en los próximos días, digamos que después de la mitad de Junio las cosas volverán a su regularidad y espero estar bien en todo jaja.
Gracias por continuar leyendo y por su paciencia.

lunes, 1 de mayo de 2017

Yellow Submarine...#551


-Me refiero a que… luce muy bien, se ve tranquila…
-¿Tranquila?
-Bueno un poco tensa cuando vio a Lennon y especialmente cuando éste te mencionó, ella se puso… nerviosa
-¿Nerviosa? ¿Preguntó por mí? ¿Dijo algo más?- quería saber absolutamente todo, quizá estuviera cerca de encontrarla…

-La verdad George es que no parecía muy entusiasmada por encontrarse contigo, cuando John le comentó que estabas próximo a llegar ella se despidió a prisa y se fue en su auto
-¿Y no dijo a dónde iría?
-No pero puedes preguntarle a John, él al parecer la siguió
-Gracias- me levanté a prisa y tomé el teléfono de los estudios intentando encontrar a Lennon en su casa pero él no estaba, así que imaginé que podría encontrarlo en los estudios y así fue, en cuanto lo vi entrar en cabina lo abordé.
-John, estuve llamando a tu casa esperando encontrarte…-dije casi atropellando una palabra con la otra
-¿Para qué?, sabías que debíamos vernos…
-Hablé con Eric
-¡Ah! Ahora entiendo
-Sí…-me quedé esperando a que dijera algo pero no lo hizo, tomó su guitarra y se sentó
-¿Qué?- preguntó al notar que lo miraba con insistencia y cierta molestia
-Lennon por favor, sé que María estuvo aquí, me dijo Eric que la seguiste
-Sí, pero no tuve éxito, me detuvo la policía por ir conduciendo a alta velocidad
-No te creo
-¿Por qué no?
-Porque… olvídalo- me senté y toqué mi rostro, estaba demasiado desanimado, quizá realmente debía dejar aquel tema por la paz.
Delilah y yo estábamos leyendo algunas revistas porque teníamos un extraño momento de ocio.
-Vaya…-dije leyendo al fin mi correspondencia
-¿Qué pasa?
-Tengo trabajo- contesté sonriendo-requieren mis servicios en una agencia de modelaje y la revista, por su parte quiere que vaya a cubrir algunas presentaciones en Estados Unidos.
-¿Te mandan muy seguido para América cierto?
-Sí, a veces me resulta tedioso
-Pero al menos viajas y conoces gente, eso es interesante…
-Deberías ir conmigo, también vas seguido a América, además será genial viajar con una amiga
-Pero… ¿crees que a los de la revista les agrade?
-Les diré que eres mi asistente o algo así, estoy segura que pagarán tu viaje también
-Pues si tienes suerte con eso, claro que voy
-Excelente- justo en ese momento en que hacíamos planes, alguien llamó a la puerta y fui a atender y para mi maravillosa sorpresa, encontré a Syd del otro lado.
-María…- dijo sonriente y sentí aquellos típicos nervios al verlo…

Disculpen todo el tiempo que he pasado sin publicar, este mes estará complicadísimo ): pero trataré de hacer espacios para escribir y actualizar el blog. 
Doris: espero que esto haga que tu emoción continúe jajaja, por cierto no me has dicho qué te han parecido las fics que te mandé xD
Jude: gracias por continuar leyendo something :3 es bonito saberlo, intentaré publicar con regularidad como le mencioné antes, aunque estoy ocupada a morir jaja.
Tengan un buen inicio de semana

lunes, 17 de abril de 2017

Yellow Submarine...#55O


-Ya te recuerdo, fuiste la chica que se quedó dormida mientras platicaba con Paul- comentó riéndose…

-Efectivamente- contestó ella cohibida y tocando su nuca
-No te inhibas a todos nos pasa y más con James, a veces de caballero pasa a ser una buena píldora para el buen sueño
-La verdad es que había bebido mucho y…
-Calma pequeña- dijo John poniendo su mano sobre la rodilla de Delilah haciendo que ésta volviera a ruborizarse- será nuestro secretito- terminó después de un guiño
-Menos mal, ¿no tienes trabajo el día de hoy?
-Preferiría que me dijeras directamente que no te agrado a que me corras indirectamente
-¡No! No me refería a eso sino que…- Lennon soltó sus habituales carcajadas, se estaba divirtiendo con los nervios de Delilah
-Es broma… eres muy graciosa y “sonrojable”, te diré tomatito
-No, por favor
-Vamos… pero bueno, respondiendo a tu pregunta… sí, estamos ocupándonos en una nueva película, será animada, ya están haciendo dibujitos nuestros para lo que será Yellow submarine, el cual será nombre también de nuestro siguiente álbum.
-Suena interesante
-Así es tomatito
-John…- dijo ella sonrojada
-Es broma- dijo él tomándola de la barbilla para que lo mirara. Esa tarde comimos juntos, platicamos y disfrutamos mucho de las bromas de John y de las extrañas reacciones de Delilah, era extraño, sentía cierta emoción por la idea de compartir piso con una amiga como lo hacía antes con Alice, Montse y Pam.
Después de dos días de volver a Londres decidí o más bien me resigné a no buscar más a María y dejar de insistir, sabía que tarde o temprano me la encontraría por alguna avenida, una tienda o incluso en los estudios, me tenía más tranquilo saber que seguía en la misma ciudad que yo, pero para suerte mía, Eric me tenía buenas noticias.
-Oye, por cierto- dijo después de darle un sorbo a su cerveza-vi a María- al terminar aquella frase lo miré de golpe y mis sentidos se volcaron hacia lo que decía
-¿La viste, dónde?
-En los estudios, al parecer había ido a cobrar, llevaba un sobre en la mano. Se ve muy linda
-¿Cómo?
-Me refiero a que… luce muy bien, se ve tranquila…
-¿Tranquila?
-Bueno un poco tensa cuando vio a Lennon y especialmente cuando éste te mencionó, ella se puso… nerviosa
-¿Nerviosa? ¿Preguntó por mí? ¿Dijo algo más?- quería saber absolutamente todo, quizá estuviera cerca de encontrarla…

Es mi última semana de vacaciones y no tengo más por decir ): 
Gracias por sus comentarios :3

sábado, 15 de abril de 2017

Yellow Submarine...#549


-Con él no creo que pueda hablar por el momento y no sé si en verdad quisiera volver a hablar con él- suspiré mirando hacia el suelo, mencionarlo o pensar en él me generaba un dolor que crecía en espiral dentro de mi pecho. John me dio una sonrisa comprensiva, seguíamos en la sala cuando unos toquidos en la puerta nos distrajeron. Corrí a atender…

-¿Delilah? ¿Qué haces por aquí… con tus…?
-Lo siento María, no es mi intensión incomodarte- contestaba ella intentando controlar su llanto
-No te preocupes, pasa- la ayudé con sus maletas y entramos sólo hasta la estancia de recibimiento porque ella seguía llorando
-Lamento esto
-¿Qué ha sucedido?- pregunté
-Discutí con mi madre por culpa de mi hermana, me molesta muy seguido reclamándome cosas como los gastos del hogar, me recrimina que no aporte más a la casa y pone a mis padres en mi contra… Hoy armó un lío porque comí cosas que ella compró “con su dinero”. Gano lo suficiente y no mentiré en que me va bien, no tan bien como a ella pero siempre intento aportar lo necesario en casa, lo que pasa es que ella quiere que además sea la sirvienta de la familia, no sé de qué demonios alardea, pero me jode la vida y estoy cansada de que mis padres caigan en su juego… María, ¿podría quedarme un tiempo en tu casa? Prometo pagar por lo que use y…
-Delilah, por favor, sabes que eso no es necesario, puedes quedarte el tiempo que sea necesario y no tienes que preocuparte por pagar algún tipo de renta, este es tu hogar y siempre tendré las puertas abiertas para ti
-María salvando vidas desde tiempos inmemoriales- dijo John apareciendo de repente y haciéndome recordar que estaba aún en mi casa
-No… tú, pero… ¿John?- dijo sorprendida y un poco nerviosa, Delilah
-No… tú, pero… sí- contestó él burlándose de ella y los tres reímos
-Lo siento, soy un poco patética, ya te había conocido en persona pero a veces me ganan los nervios
-¿Ya me habías conocido?
-Sí, de hecho fui a tu casa después de la apertura de la fallida boutique de Apple ¿recuerdas? Sólo que tú estabas con Yoko y…
-Ah sí, no mencionemos a la vieja bruja por favor
-No… ¿ya no están…?
-¿Juntos? Afortunadamente no, pero vamos, te ayudo con tus maletas- los tres subimos y le ofrecí la habitación contigua a la mía, le di sábanas y edredones nuevos, acomodamos su ropa en sus cajones y closet y se sonrojó cuando sacamos su ropa interior y Lennon soltó un silbido en forma de coqueteo.
-Haré algo de comer… Lennon te encargo a mi inquilina y por favor, sé decente
-Uy así que chiste
-¡John!- él comenzó a reírse y Delilah parecía catatónica a causa de los nervios, él se giró y le ofreció asiento en la cama del cuarto, la observaba con detenimiento y ella parecía estar sonrojada hasta las uñas.
-Ya te recuerdo, fuiste la chica que se quedó dormida mientras platicaba con Paul- comentó riéndose…

Ojalá les agrade el capítulo, me estoy esforzando por escribir ahora que tengo poquito tiempo. Michelle y Doris, gracias por sus comentarios :3

jueves, 13 de abril de 2017

Yellow Submarine...#548


-¿Ya me dirás por qué te ocultas de nosotros?
-John- dije avergonzada-tú sabes por qué es
-No sólo Harrison te ha perdido, y no es el único que te extraña…

-Lo lamento
-María… quizá suene egoísta, pero creo que es necesario que sepas lo siguiente- lo miré atenta e intrigada y él se veía muy sincero-nos haces falta, tal vez todos nos aferramos a ti por ser la única persona que nos evoca los buenos y sanos tiempos, a Paul y a mí nos recuerdas aquel vínculo hermoso con nuestro primer gran amor… tú tienes a Liverpool, Hamburgo, Alice, Montse y mil historias más, historias de nosotros antes y durante este extraño deseo concedido, sé… que dirás que no es tu obligación ser un salvavidas o como sea que lo digan las chicas, pero eres nuestra amiga y la única que nos recuerda de dónde venimos y quiénes somos. Yo… lamento haber sido grosero contigo por lo de Yoko y lamento haber perdido a Alice
-Creo que es tarde para lo segundo
-Lo sé… al fin supe que ella está en España y que casualmente está con Pete Best, después de todo el imbécil lo logró con ella.-John parecía noqueado por tal situación, Pete Best ya no era alguien que figuraba en su vida y estaba lejos de ser un amigo para ellos y Alice… bueno está demás reiterar que fue el primer amor de John.
-Lamento no habértelo dicho antes pero no consideraba que fuera sano, además de que Yoko y tú…
-Yoko y yo nada
-¿Cómo?
-Terminé con ella… me ha engañado en más de una ocasión y yo a ella, se ha colgado de mi fama, quiere adueñarse de mi estilo y de mi mente… no la tolero más, la odio y odio este nocivo momento de mi vida, por eso mismo recurro a ti… eres mi amiga y necesitaba contarle a alguien la situación, tú siempre has sido comprensiva.-John realmente me estaba impresionando, hacía mucho tiempo no le veía tanta humildad, sinceridad y dolor, no tuve más remedio que abrazarlo.
-John… la vida de todos nosotros está por el momento, vuelta mierda, pero me alegra que volvieras, también te extrañaba.
-Paul está algo avergonzado contigo, no quería incomodarte pero es obvio que siempre le has gustado… de alguna manera y es comprensible que quisiera llegar al fin a tercera base contigo, pero no quiere siquiera intentarlo de nuevo, no piensa volver a faltarte al respeto y espera que lo perdones- reí por lo tonto que podía ser McCartney en ocasiones, pecaba de dramático
-Ya habrá tiempo de hablar con él
-¿Y qué hay de George?
-Con él no creo que pueda hablar por el momento y no sé si en verdad quisiera volver a hablar con él- suspiré mirando hacia el suelo, mencionarlo o pensar en él me generaba un dolor que crecía en espiral dentro de mi pecho. John me dio una sonrisa comprensiva, seguíamos en la sala cuando unos toquidos en la puerta nos distrajeron. Corrí a atender…

miércoles, 12 de abril de 2017

Yellow submarine...#547 (Doble cap.)


Era él, gritando mi nombre, yo estaba asomada por la misma ventana por la cual había visto a Syd días anteriores, estaba maldiciendo en voz baja el hecho de que el maldito de Lennon diera con mi casa.
-¡John vete de aquí!- grité asomada por la ventana
-¡No lo haré! ¿De qué te escondes María?
-¡De nada, sólo quiero que te vayas!
-¡No, abre la puerta!
-¡No!
-¡Abre o entraré!
-¡No tienes manera!
-¡Saltaré la barda!
-¡No, no lo harás!
-¡Entonces abre!- tal parecía que no nos avergonzaba estarnos gritoneando como adolescentes peleados en un vecindario decente donde mucha gente importante vivía y fácilmente podría salir a cerrarnos las malditas bocas o bien, llamar a la policía, que era lo más factible.
-¡John vete!
-¡No, abre la puerta o juro que saltaré la maldita barda!
-¡No puedes!
-¡Sabes que puedo y lo haré!- nos miramos unos segundos en silencio, John esperaba que al fin bajara a abrir pero lo que hice fue decir nuevamente “no” y cerrar la ventana y la cortina.
-¡Bien, no digas que no te lo advertí!- me asomé justo después de que gritara eso y en efecto, ya estaba subiendo por la barda y pasando uno de sus pies del lado de mi casa.
-Cabrón- mascullé y bajé lo más rápido que pude, en cuanto abrí la puerta él ya caminaba hasta a mí. -¿qué demonios te pasa? Esto es propiedad privada, ¿a caso quieres que llame a…?- me quedé callada instantáneamente al sentir los brazos de Lennon rodearme… no era algo que yo viera venir, suponía que él se haría a los gritos y berrinches conmigo, pero no un abrazo; callada, estática, sentía a Lennon aún rodarme con sus brazos.
-Sé educada y devuélveme el abrazo- parpadee despertando de aquel shock y mis brazos acudieron a su llamado torpe y lentamente.-Te perdono- ambos reímos y nos dimos ahora sí un abrazo recíproco y sincero perdiendo por unos instante la noción del tiempo.
-Creo que ya puedes pasar- él soltó una risita y entramos abrazados a mi casa, él observaba cada detalle del interior, le ofrecí té y se sentó en la sala junto conmigo.
-Es una linda casa
-Gracias
-¿Ya me dirás por qué te ocultas de nosotros?
-John- dije avergonzada-tú sabes por qué es
-No sólo Harrison te ha perdido, y no es el único que te extraña…

¡HOLA!
Esto es raro, volver a publicar, sé que últimamente lo repito mucho pero es la verdad. Dedicaría mi vida a hacer esto, pero en la vida real debo terminar la tesis ): y ya no quiero jajaja. Espero que los capítulos valgan la espera y que estén pasando una bonita noche c:

Yellow submarine...#546


A la salida de los estudios me encontré con Eric, era curioso verlo después de haberlo recordado. Eric, quien no era precisamente guapo, tenía por aquel entonces un cabello semi largo y patillas largas, un extraño y gracioso bigote que adornaba su dulce sonrisa.
-¿María?- me giré y me topé con su mirada buscando mi rostro, la cual era acompañada de un ceño fruncido
-¡Oh! Eric- exclamé al final de ubicar la voz-lo siento, hace tantos años de no verte que esto me parece un poco extraño, incluso tu voz.
-Creo que en definitiva no escuchas mi música- dijo riendo y yo sonreí cohibida
-Al contrario, he sabido de ti por… otras personas y por esas mismas personas es que he escuchado tu música- dije refiriéndome a George
-Entiendo… me da mucho gusto verte de nuevo, hay pequeños cambios en tu rostro y tu manera de vestir pero tus ojos siguen teniendo tu esencia
-Gracias… supongo- él rió fuerte y yo me sentía rara, sucedía que después de no verlo por tanto tiempo, hacía que me sintiera frente a un desconocido
-Siempre me has parecido adorablemente espontánea- dijo acercándose a mí-me encantan esas cosas que no has cambiado, no mucha gente permanece fiel a sí misma
-Lo mismo digo de ti…
-Me gustaría verte más seguido ¿estarás en la ciudad?
-Sí, por el momento y al parecer, no saldré ni por cuestiones laborales
-Parece malo pero es al mismo tiempo bueno… me refiero a que podríamos vernos en cualquier otra ocasión- lo miré con notoria extrañeza, no entendía por qué él querría verme de nuevo, no habíamos platicado tantas veces, aunque eso sí, cuando lo hacíamos, las platicas eran amenas y extensas.
-Creo que… sí
-¿María?- ambos volteamos interrumpidos por aquella voz de la que me habían advertido huir. Clapton retrocedió todo el espacio que había caminado hasta mí. –Eric… ¿qué está pasando aquí?
-John, vine porque George me lo pidió, me da gusto verte el día de hoy- saludó Eric muy amablemente, John pasaba su mirada de Clapton a mí y viceversa y todo se volvía más raro, sin embargo al escuchar que George estaba pronto a llegar decidí dar paso rápido a aquel encuentro.
-Bien chicos, suerte con lo que sea que tengan planeado hacer, debo irme, cuídense…- caminé rápido hacia mi auto segura de que John y Eric se habían quedado platicando en las escaleras de entrada, pero cuando conducía y doblé en una esquina noté que un auto me seguía y sí, era John, Ringo me lo había advertido, pero no imaginaba que me lo encontraría ese día; conduje rápido y creí perderlo en una de las avenidas anteriores, pero Lennon siempre sería Lennon y se saldría con la suya, al entrar a mi casa escuché un auto estacionarse…